La fotografía como afición y disfrute.


Mas, organizado de forma diferente en Flickr:
https://www.flickr.com/photos/110653043@N05/sets/

Puedes hacer uso de las etiquetas para ver especies concretas en la barra lateral derecha.

Las fotografías pueden verse a mayor TAMAÑO haciendo click sobre ellas.


NOTA:
Las fotografías mostradas a continuación, son propiedad del autor y no pueden ser utilizadas, copiadas o manipuladas con ninguna finalidad, sin la autorización expresa del autor.

martes, 1 de abril de 2014

Una tarde con el LINCE

NOTA: Las imágenes que se muestran son grandes recortes del original debido a la distancia, y de ajustes importantes debido a la escasa luz que había disponible al final de la tarde. De ahí, su escasa calidad fotográfica, pero su valía como documento gráfico para ilustrar un encuentro con tan magnífico felino.

No dejó de sorprendernos un día, haciendo una ruta por una finca de la Sierra de Andújar, el ver a un Lince tanto tiempo sentado y relajado en un mismo sitio.
Tanto es así, que nos permitió (pese a la distancia que nos separaba), a cuantos íbamos en el grupo, poder indicar a todos donde se encontraba, para así poder disfrutarlo y verlo de cuantas formas nos era posible y tranquilamente.

En un principio, se mantuvo sentado largo rato. Ajeno e indiferente a cuanto acontecía en la distancia.


Pasado un buen rato, y a causa de algún que otro conejo que merodeaba por la zona, por fin decide levantarse para intentar dar caza a tan rico manjar casi a la mano...


Pero el conejo, avispado y atento (por la cuenta que le trae), y las llamativas pocas ganas del Lince por hacer un esfuerzo por capturar su presa, termina con la vuelta al lugar de su descanso


El conejo, imagino que asombrado por el poco interés mostrado por su depredador, y no fiándose tampoco mucho de que éste se hubiese marchado, se asoma atento para ver que realmente no hay peligro


El Lince nuevamente descansa plácidamente sobre la hierva, durante un buen rato. Rato en el que se mueve por un espacio reducido de terreno, olisqueando y tumbándose en diferentes sitios


Finalmente, descubrimos el por qué de su apatía en la caza y de su persistencia en esa zona concreta de terreno. Llegado el momento, tira fuertemente de una presa que mantenía medio enterrada muy cerca, sacándola a la superficie para seguir comiendo cuanto podía obtener de cuanto quedaba


Y así quedó, tras mucho rato. Junto a la presa. Ya casi anochecido. Mordisqueando por aquí y por allá, mientras nosotros nos alejábamos ante la ya inminente caída de la luz, concluyendo una jornada que bien mereció la pena vivir


2 comentarios: